Carta para mi hijo




Dedicado para mi hijito Panchito, con mucho amor... Tu papa Pancho.

Hay experiencias que nos marcan levemente son aquellas que a través del tiempo apenas podemos distinguir como un vago recuerdo temporal hay otras que nos marcan de por vida, algunas dulces y otras amargas, las llevamos orgullosos pues empapan nuestra vida de sabiduría y mostramos siempre que podamos las heridas cual veterano guerra o las ocultamos vergonzosamente como rasgaduras en nuestras prendas.

No hay nada que te marque mas la vida que un hijo y la marca es mucho mas profunda si has sido tan solo un niño que no entendía que el momento no era el adecuado para ser padre, ahora que el tiempo ha calado hondo en los pliegues de mi rostro puedo observar que estaba jugando irresponsablemente a ser grande y de lo errado que estaba al creer que podía con todo lo que un hijo conlleva. Con la tarde que se aleja me he sentado a escribir con la actitud de un viejo melancólico y cada palabra me pesa en la conciencia una tonelada o dos, porque tal vez por revivir mi vida, creo que el término correcto es comenzar a vivir, me perdí de mucho de lo que realmente tiene significado, de lo que realmente importa, no estuve presente en los grandes logros de mi hijo y digo grandes logros porque cada obstáculo que supera un niño, así sea el mas pequeño es digno de admirarse, ya sea por orgullo o por que estaba distraído persiguiendo sueños disfrazados de faldas me prive de complacer por completo a la mirada inquieta de quien solo observaba un lugar vacío, una separación es terrible siempre y cuando haya existido amor de por medio pues las relaciones efímeras solo se recuerdan al calor de unas copas.



A pesar de que el tiempo se ha encargado de mitigar por completo el dolor que embargaba cada uno de mis actos aun se percibe cual incienso un leve aroma de tristeza por aquello que pudo ser y no fue, hoy solo quedan los maltrechos escombros del gran amor que profesábamos y dicho amor quedo plasmado en el hijo que hoy recorre nuestras conciencias como fiel testigo, acusándonos con su sonrisa de nuestra inmadurez y egoísmo. Me alegra no ser tan tonto después de todo, si algo aprendí en todo este tiempo es que un hijo es la huella latente de nuestra existencia y es algo que quedara de uno mismo después que la muerte tal vez a la fuerza nos lleve con ella.



He corregido mi rumbo y enmendado mis errores, con amor he conseguido incluirme en la fantástica agenda de vida de un maravilloso niño, hoy que me cuesta cargarlo por completo pues pesa tanto, hoy que habla con tanta fluidez, hoy que me asombra con las reflexiones filosóficas propias de un niño de su edad, hoy que me puede abrazar sin gran esfuerzo, hoy que me agobia con preguntas que me cuesta responder, hoy que tengo tanto que enseñarte, hoy que he comenzado a vivir gracias a el, solo espero que no haya sido demasiado tarde.

5 comentarios:

  1. narcotico dijo...:

    Que bakan, un relato muy expresivo compa, me recuerda las cartas que mi viejo me escribia cuando era chiquito y vivia lejos. y si, traer a alguien al mundo primero es un milagro y luego es simplemente una parte de nosotros que la pulimos y la intentamos mejorar.

  1. Pancho Tama dijo...:

    Muchas gracias por tu comentario mi querido amigo, cuando uno escribe sobre alguna mujer la inspiración es sublime, pero cuando uno escribe sobre un hijo la inspiración es sagrada, yo adoro a mi hijito.

  1. Gaveroba dijo...:

    Sin palabras... nunca es tarde, mientras haya vida nunca es tarde...y aunque sus primeros balbuceos, sus primeros pasos, sus primeras travesuras ya pasaron, quedan aún las mas importantes... enseñarle a ser un gran varón y un excelente ser humano.

  1. Pancho Tama dijo...:

    Nunca es tarde para comenzar… nunca… ya lo veo tan grande, tan independiente y recuerdo con nostalgia cuando lo podía levantar con mis brazos, recuerdos que el tiempo se encarga de atenuar pues el tiempo nada perdona.

  1. Anónimo dijo...:

    muy cierto el tiempo nada perdona.... pero para ser un buen padre solo necesitas sabiduria y paciencia y sobre todo darle todo ese amor q se lo merece.... un hijo es lo mas hermoso

Publicar un comentario

Vamos comenta, deja tu impresión, para nosotros es importante conocer lo que opinas del post que acabas de leer, si tienes alguna sugerencia o petición con gusto la tomaremos en cuenta.

 
La Movida © 2011 | Plantilla Dark Edition modificada por Francisco Tama