¿Juguetes sexuales ecológicos?

Photobucket
Photobucket

Los placenteros sex-toys y ricos productos como lubricantes y telas comestibles también dañan al medio ambiente y la salud... ¿qué hacer?

Las sex-shops de mala muerte, con ventanas tapadas y pantallas con videos porno quedaron atrás, ahora estas tiendas son muy sexys y a las chicas también nos encantan.

Sin embargo los juguetes sexuales aún no se llevan bien con el medio ambiente, pues todavía no es fácil encontrarlos ecológicos. Muchos productos tienen colorantes, saborizantes y desodorantes artificiales tóxicos.
A pesar de los grandes placeres de los sex-toys y los ricos productos como lubricantes y telas comestibles, también son grandes las desventajas ecológicas y de salud de la mayoría de éstos.

Buenos para el sexo, malos para el planeta

Photobucket

Aún es muy difícil encontrar juguetes sexuales ecológicos, pues la mayoría se hacen en el extranjero con materiales tóxicos. En Estados Unidos está permitido vender artículos que suelen estar fabricados con materiales tóxicos y que no son médicamente probados.

Sin embargo en el cuidado del medio ambiente en todos los sentidos, incluyendo el sexual, el interés de los canadienses es mayor que el de cualquier otro país. Afortunadamente sí existen algunas tentadoras opciones de juguetes sexuales ecológicos, en Vancouver hay sex-shops incluso en zonas ecológicas donde se venden más productos que protegen el medio ambiente.

Según Andrea Dobbs, gerente comercial de los productos sexuales Womyn's Ware, "los consumidores interesados en productos y juguetes sexuales ecológicos son los mismos que consumen alimentos orgánicos y utilizan productos naturales, pues les preocupa todo lo que tenga contacto con su cuerpo".

¿Qué hacer?

"Si vas a poner tu cuerpo en contacto con algo, es muy posible que eso entre a tu torrente sanguíneo, pues la piel es muy permeable", dice Vera Zyla, copropietaria y educadora sexual de El Arte de Amar, una tienda de productos y juguetes sexuales.
Tip Ecológico #1: "Evita cualquier cosa de nombre futurista como ftalato", dice Dobbs. El ftalato, que hace el plástico más blando, está prohibido en juguetes de bebés y en productos de uso médico, ya que hace que al romperse el plástico libere gas tóxico.

Cada vez menos empaques

Una pequeña botella de lubricante viene dentro de una botella más grande, que está dentro de una gran cubierta, que viene en una funda de plástico y luego en una caja de cartón envuelta en plástico. ¡Te toma siete minutos abrir el producto! Ideal para esos momentos de pasión.

Tip Ecológico #2: Aún no hay certificación cuando se trata de juguetes sexuales, por lo que te recomendamos pensar en tu salud como algo prioritario y evitar comprar productos con demasiados empaques o busca la tienda a granel para adquirirlos no empaquetados.

Tip Ecológico #3: Cuando quieras comprar un producto, busca los que están producidos localmente, con lo que se ahorra combustible en su transporte y por lo tanto emisiones de carbono.

Tip Ecológico #4: Adquiere juguetes sexuales de pilas, que estén diseñados para poder reemplazar sólo la batería en lugar del juguete completo si es de motor.

Cada vez mayor conciencia

La buena noticia es que a pesar de la falta de legislación, la industria está cambiando, pues cada día menos personas están comprando productos tóxicos, y la oferta y la demanda es la mayor exigencia para fabricantes y vendedores.

Está dándose un enorme crecimiento en las necesidades de los compradores de materiales no tóxicos, especialmente entre las personas que desean quedar embarazadas. También está habiendo una mayor demanda de lubricantes orgánicos y juguetes que protegen el medio ambiente.

Fuente y agradecimientos: Esmas

0 comentarios:

Publicar un comentario

Vamos comenta, deja tu impresión, para nosotros es importante conocer lo que opinas del post que acabas de leer, si tienes alguna sugerencia o petición con gusto la tomaremos en cuenta.

 
La Movida © 2011 | Plantilla Dark Edition modificada por Francisco Tama