Tercera Guerra mundial: guerra por petróleo y gas?

Photobucket


El parlamentario británico George Galloway habla en su programa radiofónico en Talksport Radio con el experto en Historia militar Mike Yardley. Esta entrevista se emitió en directo la noche del sábado 9 de agosto de 2008 (pocos días después del inicio de la actual oleada de hostilidades en el Cáucaso) y fue subida a Youtube por el usuario Oclandestin. En ella se resalta de nuevo el doble rasero con que el eje anglo-occidental juzga al prójimo (en este caso la contradicción es entre el caso de Kosovo y los de Osetia y Abjasia) y se menciona el papel de los recursos energéticos, el control de los cuales puede llevarnos a una situación de guerra generalizada de consecuencias bastante impredecibles.El oleoducto que saca petróleo del Mar Caspio para proveer a Occidente evitando territorio ruso e iraní puede verse en este mapa:

Photobucket


La situación:


Europa se nutre de gas natural, en gran parte, de Rusia, a quien también adquiere petróleo. Además llegan petróleo y gas natural de otros lugares, pero la procedencia de Rusia , sobre todo del gas, es inevitable: Rusia es el principal exportador mundial de gas natural y alberga también las principales reservas de ese recurso.
Todo el gas que llega a Europa desde Rusia llega por tuberías, que o bien atraviesan Bielorrusia o Ucrania, o bien el Mar Negro pero sólo para llegar a Turquía.

Ésta es la situación a día de hoy entre Europa y Rusia, en cuanto a gas natural y petróleo. Pero Europa no desea depender únicamente de Rusia para su abastecimiento, así que ha estado buscando alternativas.

El segundo país del mundo con más reservas de gas es Irán. Irán está a la misma distancia de Rusia que Madrid de Valladolid, es decir unos 200 km. De Irán a Rusia se puede ir atravesando Azerbaiján, o Armenia y Georgia (o incluso atravesando Turquía y Georgia).
Otro lugar donde aún hay petróleo y gas sin explotar es en las antiguas provincias soviéticas, hoy países, Kazajstán, Uzbekistán y Turkmenistan. Estos hidrocarburos, al igual que los de Irán, lo desean tanto chinos como europeos. En cualquier caso, si tuvieran que llegar a Europa, podrían hacerlo atravesando Rusia, o cruzando Irán hacia Turquía, o cruzando por ejemplo, y otra vez, Azerbaiján y Georgia. De hecho, éste es el camino que recorren unos oleoductos existentes a día de hoy, el que va desde el puerto de Bakú en Azerbaiján, en el Mar Caspio, que pasa por Tbilisi en Georgia y entra en Turquía donde sale al Mar Mediterráneo por Ceyhán (BTC le llaman al oleoducto, por las siglas de los lugares que recorre); y otro que pasa también por Georgia pero más al Norte, por Gori, proveniente de Bakú, y que va a parar directamente al Mar Negro para ser allí embarcado en Supsa, cerca de Poti. ¡Petróleo de Asia que no llega a través de Rusia! Pero para eso Georgia tiene que ser proeuropeísta, no prorrusa. De eso ya se ha encargado la OTAN. Al fin y al cabo EEUU también estaría muy interesado en dos cosas:

1-que los chinos no sean los que se lleven la mayor parte de la producción de Asia Central, sino que vaya a parar al Mediterráneo (evita dar la vuelta a África y tener que sacarlo por el estrecho de Ormuz, con la obligación de atravesar Irán);

2-que el petróleo y el gas natural que vayan a llegar desde Asia Central al Mediterráneo, (ya que estamos), no pase por Rusia ni por Irán, para lo que obligadamente deberá pasar por Georgia y Armenia.

Georgia es importante para Rusia, como alternativa a Ucrania y Bielorrusia, para introducir petróleo y gas en Europa a través de Turquía sin tener que depender de ésas. Recuérdense los episodios de los últimos inviernos cuando Rusia quería subirle la tarifa a los ucranianos por el gas que usaban y, al negarse estos, Rusia les redujo el suministro; Ucrania, al no querer pasar frío, cortó el grifo hacia Europa para quedarse el gas, tan malos ellos. Italia temblaba, de frío pero también de miedo. Así que tanto a Europa como a Rusia les interesa encontrar otras vías de entrada. Turquía es la única y Georgia es uno de los caminos hacia ella.

Photobucket

Georgia también es importante para Rusia porque por ahí pueden pasar precisamente unos de sus únicos competidores potenciales, los hidrocarburos de Asia Central. Rusia tiene hoy casi el monopolio del gas europeo, el poder de dictar el precio, y no desea perder ese privilegio, más sabiendo que ante los protocolos de CO2 que nos hemos impuesto y ante el cénit mundial de crudo convencional, el gas natural va ganando terreno en el mix energético internacional.

Por último, está Irán y su gas, que podría llegar a China a través de Afganistán (ocupado por EEUU, que barra el paso), o al Mar Mediterráneo a través de Irak y Siria (uno ocupado por EEUU y otro armado por Rusia), pero que en realidad sale hoy día por un gaseoducto que pasa, otra vez, por Azerbaiján y Georgia para entrar a Rusia, que luego nos lo sirve por su red centroeuropea sólo llega hoy día a Turquía y en poca cantidad.

Irán exporta a Armenia y Rusia también a través de Georgia (concretamente a través de Osetia). Los gaseoductos por los que se sirve a Armenia llegan a la capital de ésta, Ereván, pero no es un único ducto por el que Rusia importe desde Irán.

Fuente y agradecimientos:  http://despiertateya.blogspot.com/2008/08/george-galloway-sobre-osetia-georgia-y.html

0 comentarios:

Publicar un comentario

Vamos comenta, deja tu impresión, para nosotros es importante conocer lo que opinas del post que acabas de leer, si tienes alguna sugerencia o petición con gusto la tomaremos en cuenta.

 
La Movida © 2011 | Plantilla Dark Edition modificada por Francisco Tama